TAMARINDO CONTRA EL HÍGADO GRASO, LA DIABETES Y BAJAR DE PESO

Tamarindo contra el hígado graso, para tratar la diabetes, perder peso y reducir la inflamación del cuerpo.

El tamarindo no solo tiene un sabor excelente, sino que también es muy bueno para la salud debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Nos proporciona vitamina A, magnesio, hierro, potasio y calcio.

Muy útil para limpiar el intestino, es un laxante suave que no causa efectos secundarios y al consumirlo, purificamos el cuerpo de sustancias nocivas que ingerimos en la carne, los alimentos enlatados o los productos altamente procesados.

Debido al hecho de que se desinfla, las personas con artritis se sentirán mejor si la incluyen 3 o 4 veces a la semana en té o agua fría.

Para combatir las infecciones, se recomienda en caso de cistitis o micción dolorosa, en caso de infección vaginal y fortalece el sistema inmunológico.

Si hay dolor en las articulaciones o lo que muchas personas llaman “dolor en los huesos”, tome un té de tamarindo todas las mañanas y el problema desaparecerá.

Si detectaron hígado graso, el tamarindo lo ayudará a limpiarlo, perder peso y limpiar este importante órgano.

Sin tomar un té de Tamarindo diariamente o consumirlo en una vaina, tiene la ventaja de regular el azúcar en la sangre, evitando la descompensación.

El poder que tiene para reducir la inflamación, reduce la hinchazón del abdomen a medida que se consume y también promueve la eliminación de líquidos retenidos.

Si tienes problemas con la pérdida del cabello, haz uno y colócate con una bola de algodón en el cuero cabelludo durante 15 días, verás que no habrá caídas y que el cabello es más dócil y brillante.

Debido a sus niveles de potasio, es muy bueno para la salud del corazón.

Si no tiene una buena digestión, incluya tamarindo en su dieta.

La infusión de hojas de tamarindo elimina parásitos intestinales.

Cuando esté agotado físicamente, tome mucha agua de tamarindo para recuperar la energía perdida.

Modo de preparar el té de tamarindo:

En un litro de agua hirviendo, coloque dos vainas de tamarindo de unos 10 cm, deje que hierva a fuego lento durante 10 minutos y deje que se enfríe.

En refrigeración, puede dejarlo por 3 a 5 días.

Puede congelar porciones de una taza en el refrigerador y tomar las que necesite.

También puedes comerlo en agua dulce o en trozos.

Es fácil de obtener en mercados, tianguis, tiendas de alimentos saludables y supermercados.

Si la información es útil para usted, pásela, alguien puede necesitarla.

Ver vídeo explicativo:

 

 

 

Los créditos de esta increíble idea es gracias a Manualidades Increibles.

¡Comenta, compártelo en tus redes sociales para ver más tutoriales así!

Aprende a cocinar en: www.recetasencilla.xyz

Aprende mas sobre costura en: www.ideaspreciosas.com

Aprende a hacer manualidades en: www.cursosdemanualidadesonline.com